Casa Tino. Valladolid

Hay muy pocos restaurantes donde no hay una carta impresa, la comida se basa en tres o cuatro platos y en 2 postres y donde después de comer, seguro que te gustaría repetir para cenar.

Uno de estos sitios es Casa Tino. Este pequeño restaurante/tasca enamora por su sencillez y su buena y básica cocina.

Desde luego, no me puedo extender mucho en los comentarios de este restaurante, porque lo que se come es una Ensalada de Tomate y Escabeche bien aceitosa y unos Huevos Fritos con Puntilla y acompañamiento de cosas de la Olla: Chorizo, Torreznos y Lomo. De postre un Pastel Ruso o unos Canutillos. Y para terminar, por supuesto, una café de puchero y un orujito.

Además de su comida, el trato es muy agradable y el sitio, muy acogedor. Es un sitio que de verdad vale la pena visitar. Es importante reservar, ya que tiene muy pocas mesas.

(Dedicado a todos aquellos, que por motivos de trabajo, pasan mucho tiempo en Valladolid. ;))

Manzana, 4
47001 Valladolid
983 331 677